Cómo purgar fácilmente repositorios no deseados en GNU/Linux


Created with GIMP

Si los repositorios superfluos están ralentizando tu sistema, es hora de limpiar la casa. Aquí hay una manera simple de eliminar los repos no deseados o rotos de tu distribución de Linux.

Después de un año de trabajo con Ubuntu Linux (o derivado, como el sistema operativo Elementary), casi siempre me encuentro con una cantidad de repositorios de software que puedo haber instalado y eliminado o que en realidad nunca necesité. Eso significa que /etc/apt/sources.d puede estar bastante lleno y el proceso de actualización de apt se vuelve un poco lento. O, lo que es peor, los repositorios pueden romperse y detener la actualización de apt. Debido a esto, trato de mantener esos repositorios al mínimo. Una forma de hacerlo es simplemente abrir una ventana de terminal y peinar a través de ese directorio (eliminando cualquier archivo .list innecesario).

Claro, puedes instalar la herramienta para purgar PPA de terceros, pero con eso debes conocer el nombre oficial del repositorio. No sé ustedes, pero después de instalar un PPA, el nombre oficial se me escapa momentos después. Afortunadamente, hay una manera más fácil, una que ya está integrada en la distribución. Aquellos que prefieren tratar con la línea de comando lo menos posible encontrarán que esta herramienta es increíblemente fácil de usar.

Permíteme mostrarte cómo eliminar repositorios de tu distribución de Linux, con la ayuda de una interfaz fácil de usar.

La herramienta que quiero presentarte, es software-properties-gtk, se encuentra en muchos sabores de Linux. Si tu distribución utiliza el escritorio de GNOME, encontrarás una herramienta escondida en el software de GNOME. En algunas distribuciones, la herramienta se instala independientemente de qué tienda de aplicaciones se use. Si tu distribución usa KDE, este mismo proceso se puede manejar en la aplicación Discover en Configuración.

En aras de la simplicidad, voy a estar demostrando en Ubuntu 18.04. El proceso para eliminar repositorios es similar en la mayoría de las distribuciones que ofrecen una interfaz para la tarea. Una vez familiarizado con software-properties-gtk, deberías ser capaz de encargarte fácilmente de eliminar repositorios en la mayoría de las distribuciones.

Eliminando repositorios

En Ubuntu Linux, puedes acceder a la herramienta de dos maneras:

– Desde la línea de comando
Desde Ubuntu Software (también conocido como GNOME Software)

El comando para abrir la herramienta es (como era de esperar) software-properties-gtk. Si no quieres meterte con la línea de comando, abre software de Ubuntu, haz clic en el menú (aparece en la barra superior del escritorio) y selecciona Software y actualizaciones.

Después de que se abra la herramienta, verás seis pestañas (Figura A).

Figura A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pestaña con la que queres trabajar es Otro software. Haz clic en eso y verás todos los repositorios de terceros que has agregado (Figura B).

Figura B

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En aras de la comparación, abrí la herramienta software-properties-gtk en mi escritorio del sistema operativo Elementary (que he estado usando durante más de un año). El número de repositorios de terceros es significativo (Figura C).

Figura C

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para eliminar repositorios, solo tienes que desplazarte por la lista y desmarcar aquellos que no deseas incluir. Inicialmente, se te pedirá su contraseña de sudo. Después de eso, deberías poder pasar por los repositorios agregados (eliminar según sea necesario) sin tener que escribir esa contraseña nuevamente. Si tienes tantos repositorios en tu máquina como yo, encontrarás que cada vez que desactives un repositorio, software-properties-gtk podría desplazarse de nuevo a la parte superior de la lista. Esto es molesto, pero no es un factor decisivo. Después de haber revisado la lista, haz clic en el botón Cerrar. A continuación, se te pedirá que vuelvas a cargar la información sobre el software disponible (también conocido como apt update). Haz esto, y una vez que la actualización finalice, software-properties-gtk se cerrará. Estás terminado. Has limpiado con éxito tus repositorios.

Si quieres mantener tu sistema limpio y funcionando de manera eficiente, considera que esto es algo que debes hacer (especialmente después de usar el sistema operativo por un período prolongado). Los repositorios pueden sumarse y cuanto más tengas, más largo puede ser el proceso de actualización. Entonces, si hay repositorios de software que ya no usas (o repositorios que están rotos), desházte de ellos. Tu sistema te lo agradecerá al ejecutar de manera más eficiente.

Fuente: techrepublic.com

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy )

4
Responder

avatar
1 Hilos de comentarios
3 Réplicas del hilo
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentario más vibrante
2 Autores de comentarios
maslinuxEktod Últimos comentaristas
  Suscribirse  
Notificar a
Ektod
Pingüino
Ektod

también puedes editar los repositorios manualmente con “sudo nano /etc/apt/sources.list” pero no se si sirve para los PPAs, he estado probando y como que no

Quizás te interese..

Más de: Tutoriales

No olvides..

maslinux

Linuxero desde el pasado siglo XX :-)

Maslinux.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial