Desde hace décadas, GIMP (Graphic Image Manipulation Program) ha sido el editor de imagen estándar de facto para Linux. Funciona bien, tiene muchas funciones e incluso admite secuencias de comandos. Sin embargo, siempre lo he encontrado un poco torpe, y preferí usar algo más para el trabajo diario. Recientemente tuve el placer de sentarme en una computadora sin un editor de imágenes, así que pensé en darle otra oportunidad a GIMP en un sistema operativo que no sea Linux. La última vez que traté de usar GIMP en OS X, se requirieron bibliotecas no estándar y adiciones extras. Ahora, si te diriges al sitio de GIMP, puedes descargar una versión totalmente nativa para Windows, OS X y Linux.

Seré sincero, solo poder instalar GIMP con un simple arrastrar y soltar en OS X fue una mejora que vale la pena destacar. Cuando en realidad comencé a usarlo, sin embargo, descubrí que es realmente tan poderoso como Photoshop para las cosas que hago. De acuerdo, Photoshop probablemente tiene características que los usuarios avanzados pueden necesitar que GIMP no tenga, pero todo lo que hago con imágenes fue totalmente compatible sin excepción. En la captura de pantalla (de una máquina OS X), puedes ver un ejemplo mío “pintando” mi Volkswagen usando nada más que la herramienta de selección automática y un aerógrafo virtual.

Si estás buscando un excelente editor gráfico y deseas ser coherente en todas las plataformas, GIMP es realmente difícil de superar. Y si lo probaste hace años pero realmente no te importó, te insto a que lo intentes nuevamente. ¡Estoy sorprendido de lo bien que funciona, incluso en plataformas que no sean Linux!

Shawn Powers

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy )