Curiosamente lo que le falta a GNU/Linux no es por su culpa sino por lo que más sobra: Ignorancia.

Sí, unos de los motivos por los que el uso de nuestro sistema operativo está en la tercera posición detrás de Windows y MacOS es porque sobra demasiado ignorante. Pero una cosa, cuando hablo de ignorancia no lo hago con el propósito de insultar sino de resaltar la poca o nula información que tienen sobre el mundo de GNU/Linux. Quizás no les interese, quizás necesiten ayuda y convencimiento.

Sin embargo, otro motivo, que es por cierto el rango que más aprecia la juventud, es el tema de los juegos. Seamos francos, en GNU/Linux apenas hay juegos de última generación, no porque sea imposible crearlos, sino porque a los desarrolladores de esos juegos no les resultará beneficioso crear juegos para una plataforma que apenas llega al 3% de uso mundial. Lo mismo ocurre en MacOS.

En el caso de GNU/Linux tenemos el agravante de los controladores de las tarjetas gráficas. Los libres, para el trabajo y rutina diaria están bien, pero no son los idóneos para jugar pues se necesita de una aceleración que no se proporciona. Entonces toca acudir a por los privativos y con suerte, puede que funcione de maravilla. Digo con suerte porque la instalación de drivers de tarjeta gráfica suele ser algo delicado y puede fallar.

Esto, reconozcámoslo, es algo malo para GNU/Linux siempre y cuando os interesen los juegos. Personalmente, nunca me gustaron. Hasta ahí, se podrían entender, que un fanático de los juegos no quiera GNU/Linux pero lo que es difícil de entender es que usar un PC para leer las noticias, los emails, ver vídeos elija un sistema operativo tan poco seguro como Windows.

Después está el software.. y la ignorancia vuelve a la palestra. La inmensa mayoría de los usuarios de Windows no sabe que en GNU/Linux hay alternativas libres o privativas para casi todo. Tenemos los mismos navegadores web, clientes de correos electrónicos, software de ofimática, de gráficos y pintura digital, multitud de juegos infantiles y entretenimiento, de programas educativos que van desde los más pequeños de la casa hasta para la enseñanza media. Por tener, tenemos hasta programas de control de gastos, como Gnucash, que sirve para llevar las cuentas de casa o para un negocio pequeño. Y la diferencia la marca ser libre y gratuíto. Es solo un ejemplo, hay cientos, si no miles.

El problema de fondo es el desconocimiento generalizado. GNU/Linux hace lo que hacen Windows y MacOS pero de manera más segura y sin costo alguno. De cualquier manera sobre GNU/Linux hay algunas leyendas urbanas: es muy dífícil de instalar, es difícil de configurar, se hace todo por consola.. pero no son más que leyendas que eso sí, una vez fueron verdad. Hay algunas distros que tienen tela. Por nombrar pondría Gentoo, Arch, Slackware, todas son distribuciones GNU/Linux que SÍ son muy difíciles de instalar y configurar pero apenas representan el 3% de las distros totales. Hoy en día hay distribuciones construidas con el afán de ser extremadamente fáciles de usar e instalar. Ubuntu, Mint, Zorin, son 3 ejemplos muy prácticos, y en el caso de Zorin incluso se asemeja mucho al escritorio de Windows.

Como verás, a GNU/Linux le hacen falta cosas, pero no son cosas que estén mal hechas, no es culpable de ellas. La culpa es, como siempre, de la ignorancia.

Pedro

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy )