Reconozco algunas cosas que me atraen de TrueOS y por ende toda la fauna de FreeBSD, entre ellas que sea el vástago más parecido a/de UNIX, que fuese de FreeBSD quien se inspirara Steve Jobs para crear su OSX, o que sea un primo-hermano de GNU/Linux. Pero la verdad es que me produce curiosidad.

He probado FreeBSD, instalándolo desde la línea de comandos. También probé PCBSD antes de convertirse en TrueOS, y GhostBSD con Mate, pero todos o me dieron problemas que no pude solucionar o simplemente me defraudaron.

Lamentablemente mi iMac es bastante problemático para instalar ciertos sistemas operativos. FreBSD 11.1 no arranca las X y un error de Xorg me impide tener interfaz gráfica. No soy un sibarita de UNIX y desconozco la letanía de comandos que habrá que usar en este sistema. TrueOS unas veces arranca, otras no. GhostBSD ni arranca, error de Xorg.

Así que estas líneas hablarán de TrueOS porque pude instalarlo ayer, domingo 8 de abril. Y duró dos horas… ¿por qué? TrueOS no es para mi. O al menos para mi iMac.

La instalación es bastante sencilla, más resumida que las distribuciones GNU/Linux pero no significa que sea algo bueno: tiene menos opciones. La copia de archivos al nuevo sistema es algo tediosa y puede demorar media hora. Es un DVD de unos 2 GB, es decir, nada del otro mundo, el DVD de Opensuse supera los 4 GB de tamaño y se instala en bastante menos tiempo. Pero bueno, tiempo me sobraba así que pasé de página.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El escritorio por defecto es Lumina. Esta es una interfaz escrita en QT bastante ligera pero fea de cojones. Es como volver a los años 90 de nuevo. Apariencia oscura, sobre todo en mi PC porque no encontré ninguna herramienta para incrementar el brillo. Volví a las sombrías catacumbas en un paisaje bastante triste de por si. Busqué por foros, y aconsejaban la herramienta de línea de comando (también disponible en GNU/Linux) xbacklight. Pero nada, no funcionaba.

Fui a Appcafé, un programa con interfaz gráfica para instalar software y tomé Chromium. Thunderbird no estaba pero con pkg install  en el terminal lo solucioné pronto. Lo primero que hice con Chromium fue ir al blog para ver si habían comentarios en espera durante el tiempo que instalaba el sistema. Después me pasé por Youtube. Vídeos ralentizados, con tropiezos. Y encima sin audio. Con el Mixer cambié entre las distintas opciones y ninguna funcionaba. En el disco externo tengo música y películas y fui a probar. El reproductor, VLC reproducía música y vídeo pero sin audio. Osea, el problema no era de Chromium sino de la tarjeta de sonido del iMac. No hubo manera, tocó visita breve de foros que no aportaban solución.

Para terminar, la guinda del pastel vino al final. Intenté configurar el teclado y ratón bluetooth pero no ví ninguna herramienta al respecto: ni en Panel de Control, ni en Preferencias, ni en Módulos del sistema. Simplemente ni FreeBSD ni ninguno de sus vástagos tienen herramientas gráficas para configurar dispositivos bluetooth. Scripts, complicados scripts.

La pregunta que se me viene, inevitable, es ¿cosas de estas como no querer tener un programa gráfico al estilo Blueman de GNOME o Bluedevil-Wizard de KDE para configurar/añadir dispositivos bluetooth, o dotar a FreeBSD un instalador gráfico se debe a que los desarrolladores de FreBSD se oponen a que el sistema ofrezca facilidades al más puro estilo KISS de Arch Linux?

Volví a GNU/Linux emocionado, no puedo fallarle, no puedo desprenderme del Kernel de Linus y GNU de Richard. No hay sistema operativo como el nuestro, que es libre, pero no tonto.

Pedro

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy )