Supongamos que tienes en tu disco duro un sistema operativo que es de suma importancia y que en ningún caso desearías que se estropeara, por ejemplo, en una actualización o una torpeza, algo que, algunas veces nos ha ocurrido a todos.

Si no quieres usar programas gráficos como Timeshift o herramientas como Clonezilla porque lo que te interesa es todo el sistema operativo completo (sí, también tu home) y usar la terminal, hay una buena opción de línea de orden por terminal aunque tiene dos pegas. Necesitarás otro disco duro, al menos del mismo tamaño o mayor del que tienes en uso con tu sistema operativo. La otra inconveniencia es el tiempo que se necesita en la clonación del disco duro no SDD.

Vamos a clonar todo el sistema operativo de tu disco, generalmente llamado SDA a otro, probablemente llamado SDB por temor a que ocurra un accidente y te fastidie las mil recetas de cocina o tu colección de la videoteca o musiteca.

Solo necesitaremos dos órdenes vía terminal para clonar el disco duro. Con la primera, nos aparecerá un listado con las particiones y las unidades de disco duro:

cat /proc/partitions

Con la orden anterior veríamos algo así.

Hay que hacer un punto de parada aquí para explicar algo. Supongamos que la partición SDA2 es la de /home y sólo queremos clonar esa. Con la orden de terminal podríamos clonar sólo esa partición, pero lo que nos interesa es el disco duro completo. Para ello, tendríamos que ejecutar:

sudo dd bs=4M conv=sync,noerror status=progress if=/dev/sda of=/dev/sdb

En mi caso, el disco SDA es SDD, de 500GB y el disco SDB es HDD con 2TB lo cual estaríamos desperdiciando mucho espacio. Lo idóneo es tener un disco de tamaño igual o algo superior como destino.

Dependiendo del tamaño de la unidad y de la cantidad de datos que haya en ella, esta orden de terminal puede tardar mucho tiempo en completarse. Cuando se complete, deberías poder arrancar desde la unidad de destino como si fuera la original.

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)