La Nintendo DS fue una consola muy popular durante muchos años. Fue la plataforma de innumerables juegos, ahora considerados clásicos. Incluso revitalizó muchos de los viejos favoritos. Ahora, la DS también es cosa del pasado, pero ¿cómo puedes jugar a tus juegos de DS en una plataforma moderna? DeSmuME es un emulador para Linux que te permitirá revivir los gloriosos días de la DS directamente en tu portátil o escritorio.

DeSmuME existe desde hace tiempo, y como resultado, la mayoría de las distribuciones lo han recogido y lo han incluido en sus repositorios. Comienza por instalar el emulador con el gestor de paquetes de tu distribución.

Ubuntu/Debian

DeSmuME está disponible en los repositorios por defecto tanto para Debian como para Ubuntu. Instálalo con Apt.

Fedora

Como con tantos programas multimedia y relacionados con los juegos, Fedora decidió no incluir DeSmuME en sus repositorios. RPM Fusion viene al rescate, sin embargo, así que habilítalo, si aún no lo has hecho.

A continuación, instala DeSmeME como de costumbre.

Arch Linux

Arch tiene DeSmuME en sus repos principales. Instálalo con Pacman.

OpenSUSE

OpenSUSE también tiene el emulador en sus repositorios regulares. Instálalo de la forma que elijas.

Solus

Solus empaquetó DeSmuME en su repositorio principal. Se instala normalmente con eopkg.

Antes de que puedas jugar un juego, vas a necesitar un juego para jugar, obvio. Hay un par de maneras de hacer esto. La primera es hacer copias de seguridad de tus juegos de DS usando un cartucho flash. Todavía puedes encontrarlos en línea. La otra, y probablemente más tradicional, es la descarga de ROMs. Recuerda que las ROMs generalmente se consideran en un área legal o totalmente ilegales. Comprueba las leyes de tu área antes de descargar las ROM. El mejor caso “legal” es descargar sólo las ROMs de los juegos que posees. Técnicamente pueden considerarse copias de seguridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez que tengas un juego, abre DeSmuME. La ventana es muy sencilla. En realidad, se parece un poco a un documento de oficina. En la esquina superior izquierda de la pantalla, verás un icono con una flecha hacia arriba. Haz clic en él para localizar el archivo del juego. Cuando hayas encontrado el archivo, ábrelo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El juego se cargará exactamente igual que en la consola DS. La mitad superior del espacio en blanco de la ventana DeSmuME se convertirá en la pantalla superior de la DS y la mitad inferior en la pantalla inferior.

Ahora puedes seguir adelante y jugar tu juego.

Jugar a la mayoría de los juegos no sería de mucha utilidad si no pudieras salvar tu progreso. En primer lugar, en la mayoría de los juegos se pueden utilizar las funciones de guardar incorporadas para guardar datos en DeSmeME. Juega tu juego como lo harías normalmente y guarda tus datos. Podrás cargarlo la próxima vez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay otra forma de salvar el estado del juego directamente a través de DeSmuME. Haz clic en la opción “Archivo” del menú superior. A continuación, selecciona “Guardar estado” y elige una de las ranuras disponibles. La próxima vez que quieras cargar desde ese lugar exacto, puedes seguir el mismo procedimiento pero recuperar tu estado guardado con “Cargar estado”.

Ya estás listo para disfrutar de tus juegos favoritos para DS en Linux. DeSmuME no ha sido actualizado en algún tiempo, pero si recibe actualizaciones, las obtendrá a través de los repositorios de tu distribución.

DeSmuME, como la mayoría de los emuladores, también ofrece opciones adicionales para sacar el máximo partido a tu DS virtual, incluyendo la opción de editar tus controles y usar trucos.

Nick Congleton

 

Comparte

(Artículo visitado 176 veces, 1 visitas hoy)

maslinux

Responder

avatar
Photo and Image Files
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Other File Types
 
 
 
  Suscribirse  
Notificarme de
Licencia Creative Commons Los artículos firmados como "Pedro" o "Maslinux" de esta obra están bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional. Aquellos cuyo autor es otro dependerá de su obra particular concretada en su propia página web.