Cómo montar tu propio ordenador

22/06/2021

Cómo montar tu propio ordenador

Lo común cuando se va a comprar un ordenador es que se busque un equipo que ya ha sido montado previamente por técnicos de las tiendas o que se compre un equipo de alguna marca reconocida como HP, Dell. Pero estos ordenadores en muchas ocasiones no se adaptan a los requerimientos particulares, por lo que debes montar tu propio ordenador, pudiendo de esta manera obtener un ordenador optimizado a estas necesidades.

Es posible montar el ordenador pieza por pieza, y aunque en cuanto a costes puede incluso ser un poco más elevado, se tendrá como resultado un ordenador con las prestaciones que en realidad se requieren.

Índice

    Recomendaciones antes de montar el ordenador

    Cómo montar tu propio ordenador

    Cuando vas a ensamblar un ordenador es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones:

    • Siempre se debe realizar cualquier acción de instalación o mantenimiento de hardware con el equipo apagado y desconectado del tomacorriente.
    • Acondicionar el área en donde se va a trabajar, que sea cómoda y que tenga buena iluminación.
    • Procura contar con las herramientas necesarias.
    • Es recomendable eliminar la estática que se pueda encontrar en el ambiente, ya que esta puede dañar los componentes.
    • No tocar los contactos de los componentes, se deben agarrar por los cantos. De igual manera solo se deben tener en las manos el tiempo necesario para instalarlos, para no ensuciarlos y evitar que se puedan producir daños en el equipo.
    • Si un componente no encaja en el lugar donde va colocado, no se debe forzar, ya que puede que no sea compatible o que se esté instalando de forma equivocada. Todos los componentes están diseñados para que encajen en determinado lugar y de una forma particular, por lo que no se deben forzar.
    • Si cuando estés realizando el proceso de instalación surge alguna duda, lo recomendable es consultar y buscar la información para despejarla.

    Herramientas necesarias

    Es recomendable que cuentes con las siguientes herramientas:

    • Pulsera antiestática: Los componentes microelectrónicos son muy propensos a dañarse con las descargas de electricidad estática.
    • Destornillador de estrella: Debes contar con un juego de destornilladores de diferentes tamaños, que se ajusten a los tornillos utilizados.
    • Juego de tornillos: Debes verificar que los equipos que se van a instalar tienen los tornillos necesarios, de lo contrario se deben adquirir antes de iniciar la instalación.
    • Verificar que la CPU tiene pasta o silicona térmica, si se va a sustituir el equipo de refrigeración, si no la tiene se debe adquirir.
    • También debes verificar que todos los componentes sean compatibles.
    • Procura realizar una instalación limpia, sin amontonar los componentes, dejando en la medida de lo posible espacio entre ellos, con la finalidad de que el calor no los afecte.

    Montar un ordenador paso a paso

    Estas son las piezas y componentes básicos de hardware que se necesitan para montar un ordenador tu mismo:

    • Torre o caja.
    • Placa base.
    • CPU o procesador.
    • GPU- Tarjeta gráfica.
    • Memoria RAM.
    • Dispositivo de almacenamiento: SSD o HDD.
    • Refrigeración.
    • Fuente de alimentación.
    • Monitor.
    • Sistema operativo.
    • Dispositivos de entrada: ratón, teclado, auriculares.

    Paso 1 – Abrir la torre

    Cómo montar tu propio ordenador

    Aquí es donde se montará el ordenador. Debe tener suficiente espacio para acomodar todos los componentes y piezas; así como permitir una buena circulación del aire. Tampoco debe ser muy frágil, ya que debe proteger el interior del exterior. Según el tipo de caja dependerá el número de conectores que se tendrán a disposición. Para comenzar con la instalación solo debes abrir la caja, quitando los tornillos de la parte de atrás, para retirar la carcasa o los paneles externos y poder acceder al panel metálico que será el soporte de la placa base.

    Paso 2 - Instalar la placa base

    La placa base es la que se encarga de que todos los componentes se comuniquen entre ellos de una manera fluida y que se realicen las acciones que ordena la CPU. Garantiza que puedas agregar todos los componentes y conexiones que quieras. Es necesario que sea de buena calidad y actual.

    De la placa también depende la estabilidad y fiabilidad del sistema, por lo que es importante que pueda regular bien el voltaje de todo el ordenador:

    • Retira el envoltorio de la placa y colócala en el panel metálico de la caja, buscando que coincidan los agujeros de soporte con los de la placa base, para poder atornillar. No hay problema si se pone solo un tornillo en cada esquina.
    • Si el soporte no tiene separadores, se pueden adquirir y se colocan entre la placa y el soporte, con la finalidad de evitar que se produzcan contactos eléctricos.
    • La placa base también tiene un molde o protector metálico que se encaja a los puertos que se encuentran en la parte de atrás. Esta chapa se inserta en los puertos y se ajustan a la torre hasta que quede bien encajada.

    Paso 3 - Instalar la CPU

    La CPU o procesador es quien se encarga de procesar los datos y que todas las conexiones funcionen de la forma correcta. La característica principal que debes tomar en cuenta al comprar la CPU, es la cantidad de núcleos que tenga, ya que mientras más tenga, será más potente. Aunque este es solo uno de los factores que determinará la potencia del equipo, pero sin duda es el componente principal.

    • Saca la CPU del envoltorio, con mucho cuidado, e insértalo en el socket de la placa. Para hacerlo debes mover muy lento hacia afuera una especie de palanca que se encuentra junto al socket, para soltarlo y poderlo levantar.
    • Asegúrate que la palanca esté abierta, de lo contrario no podrás insertar el procesador. Al estar abierta, coloca con suavidad la CPU sobre el socket, de modo que los pines encajen en los agujeros. No realices ninguna presión, sino que debe caer por su propio peso. Solo se puede encajar de una forma.
    • Para tener la seguridad de que esté encajado verifica que la marca triangular que se encuentra en la esquina de la CPU coincida con la que se encuentra en el socket.
    • Cuando esté en su sitio, mueve la palanca hacia abajo para cerrarlo, para que quede sujeto y los contactos puedan hacer presión y tener la conexión eléctrica adecuada.

    Paso 4 – Instalar el disipador térmico

    Después de instalar la CPU se debe instalar el disipador térmico. Verás que hay una pasta uniforme en la superficie del disipador, que no debes tocar para no reducir su eficiencia.

    • Toma el disipador por los bordes y colócalo sobre la CPU. En el caso de que no tenga la pasta térmica, debes colocar una pequeña cantidad en el centro del IHS y luego esparcirla de forma uniforme, en una capa fina, sobre la superficie. No debes dejar espacios sin cubrir o añadir de más.
    • Ajusta los soportes metálicos del disipador con los soportes de la placa base.
    • Por último, conecta el cable de tres pines de alimentación a la toma de la placa base, cerca del socket. Son tres pines que tienen una escritura inscrita sobre la placa base. Solo hay que insertarlo, debido a que la polaridad es la adecuada al no haber otra forma de colocarlo.

    Paso 5 – Instalar la memoria RAM

    Cómo montar tu propio ordenador

    Es la memoria principal de un ordenador. Esta RAM accede de forma independiente a cualquier byte de información, almacenando los datos mientras el ordenador está encendido. La información que almacena es la que usan los diferentes programas que se instalan para poder trabajar, como una memoria de corto plazo.

    • Si solo vas a instalar un módulo, inserta el DIMM en el primer slot o ranura, que se encuentra en la placa base. Los slots se encuentran numerados, por lo que no hay problema para identificar el primero. Hay una mueca en el módulo de memoria que indica cómo insertarlo.
    • Retrae las pestañas de plástico que están en los laterales de los slots, y luego inserta el módulo, presionando un poco hasta que suene y se cierren las pestañas, evitando que se pueda soltar el módulo.
    • En el caso de que vayas a instalar más de un módulo de memoria, realiza el mismo procedimiento con cada uno.

    Paso 6 – Instalar la fuente de alimentación

    Debes comprobar que la fuente de alimentación no sea de mala calidad, ya que puede provocar que el equipo se sobrecaliente y que se dañen las piezas y componentes. Además, si tiene muy poca potencia, provocará que la CPU no reciba la suficiente energía para funcionar correctamente. No es recomendable que esté por debajo de 450W. También debes asegurarte que no se produzca pérdida de energía, por lo que puedes buscar un modelo que tenga una certificación oro, plata o bronce.

    • Para instalar la fuente de alimentación, debes colocarla en el sitio indicado para ella en la torre y asegurarla con los cuatro tornillos.
    • Luego de instalarla, coloca de nuevo el soporte de la placa base si lo habías retirado, y conecta la alimentación a la placa base. Hay una sola forma de insertarlo, evitando que se produzca polarización.

    Paso 7 - Insertar las tarjetas gráficas y de sonido

    Estas tarjetas pueden estar incorporadas en la CPU o comprarse cada una de manera independiente. Esta última opción es la más recomendable si estás montando tu propio ordenador.

    • Verifica los slots donde se van a insertar. Retira la chapa protectora que se encuentra en la parte de atrás de la torre, para poderlas asegurar a ella y que se puedan ver los puertos de las tarjetas en la parte de atrás de la torre.
    • En el caso de la tarjeta gráfica, insértala en el slot PCIe x. La de sonido se inserta en PCI, haciendo una leve presión hasta que se inserte bien. Las tarjetas tienen una mueca para evitar que se inserte de otra forma.
    • Si la tarjeta gráfica es de gama alta, cuenta con un conector adicional de alimentación de 4 o 6 pines. Para alimentarla, conecta este cable de la fuente a la tarjeta gráfica.

    Paso 8 – Instalar los dispositivos en las bahías

    • Si vas a instalar uno o varios discos duros o alguna unidad óptica, debes sujetarlos con los 4 tornillos en las bahías de la torre. Las bahías pueden ser de 3.5″, 2.5″ y 5.5″, y cada dispositivo solo se puede colocar en el tipo correspondiente.
    • Al insertar todas las unidades, pon los tornillos para evitar que se muevan.
    • Retira los protectores que tapan los agujeros que no vas a utilizar, en el caso de las unidades externas, de lo contrario no se podrá abrir o cerrar la bandeja de los discos.
    • Debes comprobar que las que tienen salida al exterior, como por ejemplo las unidades ópticas, estén bien alineadas con el frontal, evitando que sobresalgan o estén muy hundidas.
    • Al estar instaladas las tarjetas y unidades ópticas, es recomendable que las conectes a la placa base con sus respectivos cables, como, por ejemplo, los SATA 3 a los conectores que se encuentran en la placa base y que están marcados con estas designaciones. También debes conectar los molex o conexiones SATA de la fuente de alimentación, con la finalidad de darles corriente.
    • Si es un disco duro que no vaya en un SATA 3, el montaje se realiza de forma diferente, ya que irá en una ranura que se encuentra en la placa base. Insértalo de la forma adecuada para hacer la instalación.

    Paso 9 – Instalar las conexiones auxiliares

    Para terminar de realizar la instalación debes hacer las conexiones auxiliares, es decir, la de los altavoces, puertos USB, sonido frontal, ventiladores, luces LED, entre otros. Esta instalación se debe hacer de la forma correcta, ya que también son los que reciben la instrucción para resetear o encender el equipo.

    Paso 10 – Cerrar la torre

    Verifica que todos los dispositivos estén conectados. Tienes la opción de no cerrar la torre y realizar la conexión de los periféricos (teclado, monitor, ratón, entre otros) y realizar un arranque de prueba antes de cerrar.

    Conectar los periféricos

    Cómo montar tu propio ordenador

    Los periféricos son los accesorios que sirven de puente entre el sistema y tú. Los periféricos principales son el teclado, el ratón, el monitor, los altavoces y los auriculares. Estos solo se conectan al puerto adecuado, donde encajan de una sola forma.

    Instalar el sistema operativo

    Al finalizar de montar el hardware de tu ordenador, llega el momento de encenderlo por primera vez. Pero primero se deben realizar los ajustes finales, siguiendo los siguientes pasos:

    Configurar la BIOS

    Primero debes configurar la BIOS para poder instalar el sistema operativo. La BIOS es la interfaz de usuario de la placa base. Para hacer los ajustes debes:

    • Primero conecta el monitor a la tarjeta gráfica y el cable a la fuente de electricidad, con el cable incluido al comprar el monitor. Verifica que el interruptor de la fuente está encendido.
    • Enciende el ordenador.
    • Automáticamente vas a entrar a la BIOS de la placa base, en donde se pueden configurar diferentes parámetros. Es recomendable dejarlos con la configuración por defecto.
    • Lo que debes cambiar es la unidad de arranque y establecer cuál es el dispositivo en donde está el que tengas el sistema operativo: CD, DVD o USB. En el caso de que la unidad no se encuentre entre las opciones que están disponibles, apaga el equipo y realiza la conexión de la unidad, luego enciende de nuevo el sistema y verás que ya está disponible.
    • Si el sistema operativo se encuentra en un SSD, lo debes configurar en segunda posición de arranque, luego de CD/DVD o USB. Guarda los cambios realizados y apaga el equipo.

    Instalar el sistema operativo

    • Para instalar el sistema operativo inserta el disco o la unidad USB y enciende o reinicia el equipo. Se iniciará el asistente de instalación de Windows (si es el caso). Puede que el sistema pida confirmación para realizar el arranque desde la unidad del SO, en este caso confirma y sigue las instrucciones del asistente.
    • Durante el proceso de instalación se puede reiniciar el equipo varias veces, esto es normal.

    Instalar los drivers

    El último paso es instalar los drivers o controladores del hardware. Puedes instalar los que están en el CD cuando compras los componentes o realizar la descarga, preferiblemente desde la página web del fabricante.

    Razones para montar tu propio ordenador

    Algunas de las razones para armar tú mismo un ordenador y no comprar uno preconfigurado son las siguientes:

    • Lo puedes personalizar a tu gusto. Esta es la razón principal para montar tú mismo un ordenador, ya que al hacerlo por piezas puedes elegir cada componente, dependiendo de tus necesidades.
    • Por lo general, los ordenadores genéricos responden más a la demanda de los usuarios, porque se potencian los elementos que son más usados por el público.
    • Puedes conseguir un pequeño ahorro al montar tú mismo el ordenador, además de que este tendrá mucha más potencia.
    • Tienes más opciones para mejorarlo en el caso de que quieras renovar algún componente.
    • No instalas programas que no vas a usar y que ocupan espacio y ralentizan el sistema.
    • Realizas un aprendizaje sobre hardware, ya que debes investigar para montar tú ordenador. Esto te da la posibilidad de aprender también a solucionar fallas menores que no requieran de un especialista.

    Para montar tú propio ordenador es necesario que tengas muy claro cuáles son tus requerimientos, para poder comprar los componentes y piezas que más se ajusten a esas necesidades. Con seguir cuidadosamente cada paso e investigar y despejar las dudas, podrás tener un ordenador que se adapte totalmente a tus necesidades.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir