Antes de nada, quiero dejar claro que mi opinión tiene el mismo valor que tu opinión y por tener un blog más o menos conocido, esta opinión no es más válida que la tuya. En todo caso puede ser coincidente o divergente, pero a veces tengo la necesidad de decir lo que pienso aunque pueda parecer duro.

Sobre que de gustos no hay nada escrito, es cierto, hasta cierto punto. Lo que para mi es bonito para ti posiblemente no lo sea y lo que para mi es horrible, puede gustarte.

Sin embargo esto es relativo. Lo que es feo, lo es sin lugar a dudas, por muy padre o madre que seas, es feo aunque para sus padres no lo sea. No hablo explícitamente de un hijo o un padre o madre, sino ya como un producto que sale de ti, o de mi.

La era de las computadora sigue una evolución. Los escritorios salen de fábrica para hacerlos atractivos, y se adaptan a esos tiempos. Vivimos en un mundo de consumo y se busca atraer no sólo con las innovaciones tecnológicas, sino también por su apariencia. Por mucho que te obsesione el minimalismo o te atraen los entornos simplones, feos, quizás no pienses que la aplastante mayoría de la gente no está con tus gustos. Perdona que te diga que la estética también es importante.

No pretendas vender una creación que hace lo que hacen los demás pero su interfaz es de trogloditas. La gente se reirá al verlo y lo dejará que le entierre el polvo. Esa gente irá por algo moderno.

Y oye, que se muy bien tu respuesta: me importa más que funcione que su interfaz gráfica. Cierto, pero tú no eres todo el mundo. Creo hablar en nombre de una gran mayoría que queremos que las cosas funcionen y que además sean atractivas. Sí, ya se que tú eres muy especial, con muchos años de experiencia con las computadoras y te importa un pijo las pijadas, pero vuelvo a recordarte que la mayoría no es como tú. Haz un producto simplón y lo usarán 10. Haz un producto atractivo y lo usarán 10.000. Y que ambos funcionen, claro.

También se que cuando ves comentarios de jóvenes entusiasmados con su escritorio, te pone de mal humor. Jódete. No te queda otra. Esa gente no es como tú, no es inferior a ti porque uses simplezas o te molesten los adornos. Déjalos que disfruten de las inmensas posibilidades que tienen para cambiar sus interfaces, déjales que expriman las maravillas que ofrece el software libre, que no eres nadie para decirles que esas cosas son bobadas. Bobada es pensar que eres un ser de luz porque eres un veterano en el mundo de GNU/Linux.

Yo sí disfruto viendo escritorios personalizados y guapos. De igual modo que veo como presentan distros al público con apariencias penosas, como por ejemplo Devuan tengo que aguantarme, debes saber que estamos en pleno siglo XXI y ya el garrote, la boina y el luto por los muertos son cosas del pasado. ¿Que quieres recordar las boinas, el garrote y el luto? Libre eres de hacerlo pero al igual que te quejas de los ambientes modernos y evolucionados, podemos reirnos del garrote, las boinas y pensar que el luto es cosa de viejos y viejas.

Es verdad, sobre gustos no hay nada escrito, pero cosas como Adwaita e interfaces como Devuan imagino que irán destinadas a usuarios muy especificos, a poca gente. No entiendo por qué se hacen estas cosas así Imagino que no tienen interés de que se extienda su uso. Si es así, es respetable. De todas formas cabe hacer una puntualización: Se entiende que deben de existir distros con interfaces gráficas muy livianas para computadoras poco potentes/antiguas. Aquí caben mil años de perdón. Pero presentar nuevas distros de uso general con la interfaz del año 2000, como decimos en Andalucía.. eh pa’ mata-loh.

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)