Todos hablan de ella, y por lo que veo, son críticas bastante positivas, Clear Linux está en boca de todo el mundo, pero ¿qué diablos es Clear Linux?

Para empezar, hablaremos un poco de esta distribución independiente, optimizada para procesadores Intel pero que hasta AMD recomienda usar. Esto es excitante como mínimo y Michael Larabel, la persona detrás de Phoronix habla maravillas de Clear. No puedo más que echar un ojo, aunque por mucho que me guste no cambiaré mi Parabola por un experimento, pero ¿cómo sería tener Clear Linux como un controlador diario? Tengo curiosidad, así que voy a dar un paseo.

Clear Linux no se basa en ninguna otra distribución GNU/Linux, ya señalé que es independiente y de ello te percatas sólo viendo su instalador. La puesta en marcha de Clear Linux es como cualquiera otro sistema operativo GNU/Linux en principio: descargas la ISO, vuelcas el archivo a una unidad USB o DVD, arrancas y listo. Hay tres versiones del instalador disponibles: un “servidor” que es sólo de modo de texto, un “contenedor” y un “escritorio” que utiliza un entorno de escritorio live GNOME con todas las características de este entorno. En hardware simulado, Clear no me dio dolor de cabeza y se inició inmediatamente. Uso KVM, y me dio un error insignificante, pero se inició rápidamente y sin ningún problema. ¿Dije ningún problema? Bueno, hasta aquí todo bien, el problema aparece a la hora de intentar instalar el sistema. El error “fallo al chequear en la pre-instalación” no puede ser más explícito pero no se reporta el por qué del error. ¿Entienden por qué dije que no iba a cambiar Parabola por ningún experimento? Es posible que el error ocurra cuando Clear es virtualizado y no en la instalación real en el disco pero ni siquiera intentaré hacerlo cuando existe la posibilidad de que se estropee en el proceso. Claro… ya me di cuenta del fallo: ¡Clear sirve para arranque UEFI, con el arranque BIOS no te permite la instalación!

GNOME se inicia con 600 MB de RAM, no está mal, en Ubuntu anda por encima de los 800 MB. En su mayor parte, no parecía tener mucho sentido hacer pruebas de rendimiento tradicionales en Clear Linux. Si Michael Larabel, de Phoronix ya lo ha hecho, sin duda, Clear Linux es más rápido en promedio que la mayoría de las distribuciones. Pero tener muchos puntos en pruebas no es necesariamente lo mismo que notarlo rápido. Quiero decir que di Larabel dice que en sus benchmarks Clear Linux es muy superior a otras distros en rendimiento, le creo, pero personalmente no he notado que sea más rápido que cualquier Arch. De todas formas es una apreciación personal.

Sin un punto de referencia para la comparación, la mayoría de la gente no notará mucha diferencia en el tiempo para completar una tarea familiar. Pero no somos especialistas en comparaciones y benchmarks.

Una cosa que te darás cuenta enseguida es de la similitud del escritorio con Ubuntu. Ubuntu y Clear Linux usan el Centro de Software de GNOME para la instalación y desinstalación de software. La diferencia más obvia aquí es el esfuerzo de Canonical para hacer que los repositorios de su versión del Centro de Software se sientan más cuidados. El Centro de Software de Ubuntu tiene en cuenta las selecciones del editor y las aplicaciones destacadas que Clear Linux no tiene.

Algo más importante es que Ubuntu tiene repositorios mucho más extensos que Clear, y eso puede tener un impacto incluso cuando ambas distribuciones ofrecen una aplicación en particular. Pero claro, recordemos que Clear tiene una base independiente y no depende de los enormes canales de software de la gigantesca Debian. Después está la velocidad. Clear Linux no es tan rápido instalando software como Ubuntu. Y de Arch ni hablemos. Un ejemplo, Inkscape tardó 2 minutos en instalarse. No, no es por mi conexión a internet, ya que es de 600 Mbps.

No busques por terminal APT, ni DNF, ni Pacman. Clear Linux en su lugar, utiliza su propia herramienta de administración de paquetes en línea de comandos llamada swupd. No se por qué ese término me recordó a la saga del Señor de los Anillos. Voy a terminar mal, lo se.

En su mayor parte, swupd funciona como cualquier otro gestor de paquetes: Hay un argumento nuevo para instalar los paquetes, otro par de órdenes para buscarlos ya sea por nombre/descripción del paquete o por archivos incluidos, y así sucesivamente. Desafortunadamente, debo admitir que encontré a swupd frustrante, en particular, la salida es bastante extraña. Los paquetes en sí mismos también se burlan con bastante frecuencia de las convenciones de nomenclatura relativamente estándar. Digo relativamente porque paquetes como por ejemplo GIMP e Inkscape, la nomenclatura es común a todas las distros pero no ocurre lo mismo con metapaquetes y librerías.

También ocurre algo extraño con algunos directorios. Por ejemplo, el directorio /boot está vacío. No tenía ganas de averiguar donde se guardan las configuraciones de arranque ni los núcleos del sistema.

A mi juicio, Clear Linux es para usuarios especiales. Users con distrohopping como yo pero con mucha paciencia y ganas de aprender cosas nuevas. En otro tiempo quizás me hubiera atrevido a aventurarme más profundamente pero no. Parece que me he asentado con Parabola y estoy muy a gusto. No, Clear no trae software privativo, eso es una ventaja que me agrada, pero tengo ya una edad que no me permite aventurarme demasiado. Su gestor de paquetes, swupd nada tiene que ver con Pacman y su velocidad. Sus repositorios son más bien lentos.

Clear está en boca de mucha gente, pero no veo una distro revolucionaria como es, por ejemplo, Void. Está bastante bien para experimentar, pero no es para mi.

 

 

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)