Escritorios

GNOME vs KDE: La batalla final

Ante todo quiero dejar muy claro que la intención de este artículo no es que nadie se rompa la cara. No lo hacemos con temas tan importantes y sublimes como la crisis económica y la corrupción, que es el pan de cada día desafortunadamente, pues no lo vamos a hacer por algo que al fin y al cabo, y en la mayoría de los casos, pertenece al mundo del entretenimiento, y en otros a la relación laboral, claro.

Sea como fuere, los tiempos van cambiando y no podemos hablar en estos momentos sobre KDE y GNOME como se hablaba hace escasamente 5 años atrás, he de decir, por suerte.

También informo que esta entrada es dirigida en especial para los usuarios nóveles en GNU/Linux más que a los experimentados pues estos últimos conocen muy a fondo esta rivalidad que siempre hubo entre estos dos escritorios.

Empecemos haciendo un poco de historia..

¿El huevo o la gallina?

Quizás alguno se pregunte ¿cuál de los dos escritorios es más antiguo? KDE. Este entorno nació el 14 de octubre del año 1996 y fue creado por el alemán Matthias Ettrich.

GNOME fue desarrollado casi 3 años después, el 3 de marzo de 1999 por los mexicanos  Miguel de Icaza y Federico Mena.

En realidad, de los escritorios (libres) que siguen actualmente en desarrollo, KDE es el más antiguo junto a XFCE, creado en el mismo año.

¿Que aspecto tenían?

Tanto KDE en 1996 como GNOME en el 1999 tenían un aspecto muy espartano. KDE se inspiró al igual que XFCE en el escritorio para UNIX, CDE.

Escritorio CDE (Common Desktop Environment)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las diferencias visuales venían marcadas por el tipo de librerías que estaban hechos tanto un escritorio como otro. GNOME tomó el toolkit GTK que usaba el editor de imágenes GIMP y KDE las librerías QT de la empresa noruega Trolltech.

Como puedes observar en las imágenes, GNOME se parecía bastante más a CDE que KDE y ambos distan mucho a lo que son hoy en día.

KDE 1.0 en 1996
GNOME 1.0 en 1999

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Libre quiero ser..

Hasta aquí todo bien, pero ¿aparte de las dos distintas interfaces con diferentes tipos de librerías, que más había de por medio?

Algo que marcó una historia que duró hasta el año 2001 pero que se extendió mucho tiempo después.

Cuando Icaza y Mena crearon GNOME tenían muy claro el tipo de licencia que iba a tener. Los mexicanos abrazaron la GPL. Mientras, las bibliotecas que pertenecían a Trolltech eran privativas. ¿Que quiere decir esto? Es sencillo, el escritorio KDE, estaba construido con QT y éstas tenían licencia privativa. Trolltech se guardaba un as en la manga.

*Quiero que recuerdes estas líneas porque son la explicación de algo que ocurriría tiempo después.

GNOME, KDE, ¿con cual me quedo?

KDE era muy popular hasta la aparición de GNOME. Hasta el mismísimo Linus Torvalds presumía de usar este escritorio. De hecho su distribución favorita siempre fue Fedora. Pero.. las cosas cambiaron. Poco antes de la irrupción de Ubuntu en el panorama gnulinuxero, GNOME se fue popularizando de tal modo que absorbió casi por completo el uso del escritorio KDE. El caso es que visualmente KDE le sacaba ventaja a GNOME años luz, además de rapidez. Entonces ¿que es lo que ocurrió para que un entorno tan espartano como GNOME fagocitara a KDE?

La respuesta es la explicación que di arriba. Las distribuciones GNU/Linux alrededor del año 2000 se multiplicaban y no se fiaban de un escritorio cuyas librerías eran privativas. Estamos hablando sobre unos sistemas operativos que se basaban y se basan en un núcleo y software libre, por tanto, de entrada había un rechazo a un escritorio con licencia no-libre. La FSF no estaba nada feliz con ello.

De todas formas poco después del año 2000 Trolltech anuncia que las librerías con las cuales se construye KDE quedaban totalmente liberadas bajo la licencia GPL. Ahora sí, GNOME y KDE estaban a la par en cuanto a compartir la misma licencia libre pero.. ya era demasiado tarde. Las nuevas distros, sobre todo la que más se extendió, Ubuntu, estrenaban su aparición en el mundo de GNU/Linux con GNOME por defecto. KDE arrastraba antipatía y algo similar a un maleficio dentro de la comunidad de software libre. Habían algunas distribuciones que instalaba KDE por defecto, pero eran muy pocas, prácticamente todas lo hacían con GNOME 2.

Mandrina One GNOME
Mandriva One KDE

Largos años de flames

Desde la aparición de Ubuntu en el año 2004 con su flamante GNOME 2 la red se convirtió en un verdadero campo de batalla entre defensores de GNOME y KDE. Los foros y blogs, incluido este, bullían de acaloradas discusiones donde abundaban insultos por doquier y a menudo se jugaba sucio. Se decía a los nuevos usuarios que se interesaban por KDE 3 que éste era privativo y los de KDE que GNOME era volver a las cavernas. Una guerra sin cuartel para nada. Las distribuciones seguían instalando GNOME por defecto, y eran muchas, desde Ubuntu a Debian pasando por Red Hat. Era el soberano absoluto.

Y para afianzar más este dominio apareció una nueva versión, muy esperada de KDE. En enero del año 2008 entra en escena KDE 4 y digo que GNOME rentabilizó mucho esta novedad porque ese estreno no pudo ser más desastroso. Como atractivo lo era, mucho pero con decenas de fallos, errores imperdonables, como la pérdida de la interfaz gráfica, del panel, bloqueos y un consumo de RAM alarmante. La liberación de KDE 4 fue tan precipitada que daba la impresión de ser una versión pre-alfa. Todo un despropósito. Linus Torvalds, hasta entonces usuario de KDE tiró la toalla y se pasó a GNOME. Sí, ¿Brutus, tú también?

KDE 4 fue más estable a partir del punto 4.5 y fiable hasta 4.8. Tuvieron que pasar varios años para ello y aunque ya se podía trabajar con este escritorio, pecaba de muy pesado y seguía devorando la memoria RAM.

Por tanto, GNOME continuaba reinando en los escritorios de la inmensa mayoría de las distribuciones GNU/Linux. Pero, ¿que había de cierto en lo que se decía en las batallas verbales entre partidarios de GNOME y KDE? Mitos, pero en los mitos suelen haber rasgos de realidad. Aquí algunas verdades:

  • GNOME era más estable. Cierto, si lo comparamos con KDE 4.
  • GNOME consumía menos recursos del sistema. Cierto también.
  • KDE era más buggy; cierto.
  • GNOME ha sido más fácil de usar; cierto, KDE siempre tuvo tantas configuraciones que era mareante y sobrecargado de opciones.
  • GNOME era más feo. Cierto, KDE ha sobresalido siempre en ese aspecto.
  • KDE tenía más software; cierto.
  • Las aplicaciones se integraban mejor en KDE que en GNOME, cierto.

Hay un sinfín de datos que equilibran la balanza de un lado a otro a lo largo de los años.

La evolución

Como una competición draconiana con el duro enemigo del tiempo, ambos escritorios tomaron rumbos distintos. Ubuntu, en su afán por la renovación, apartó GNOME e impuso un nuevo entorno de escritorio diseñado con un suave toque de Mac llamado Unity. A su vez, GNOME evolucionó en un nuevo trabajo radicalmente distinto a su versión 2.0. Nació GNOME-SHELL, o GNOME 3 con un escritorio impresionante y revolucionario. Carecía del típico menú lanzador y en su lugar había un enlace denominado Actividades que al ser presionado aparecía una hermosa pantalla con las aplicaciones listadas al estilo de Mac OS. Además se introdujo un dock a la izquierda con los programas favoritos a elección del usuario. A su vez se abandonaba GNOME 2 pero el proyecto sería bifurcado más tarde para crear de sus cenizas Mate.

Paralelamente, en el año 2014, KDE se revitaliza y se convierte en Plasma KDE. Si KDE 4 fue un despropósito, Plasma 5 fue todo un acierto, ¿por qué? Empezando por el aspecto, pomposo y sobrecargado de KDE 4, en su versión 5 cambia radicalmente. Con un escritorio simple, muy modesto, resalta su liviandad. El menú y el panel, siempre en su sitio tradicional, al estilo Windows pero con un look sencillo a la vez que impresionante porque detrás del aspecto inocente se halla el poderoso escritorio de siempre.

Tradicionalmente GNOME sacó ventaja desde un principio por ser reconocido por la FSF y por su estabilidad. En aquellos momentos KDE se afanó más por su apariencia que por la estabilidad de su escritorio.

Así que tanto un escritorio como otro han evolucionado de manera sorprendente.

 

¿Y la batalla final es..?

Desde la aparición de Plasma KDE, ha vuelto a resurgir de las tinieblas que el tiempo y el mal hacer le condenaron, y hoy en día es un escritorio que meritoriamente está tomando puestos muy altos dentro de la fervorosa comunidad gnulinuxera. GNOME sigue siendo el entorno preferido por la mayoría de distribuciones, pero ya no reina tan absolutamente en los escritorios de los usuarios. La efervescencia de Plasma, la insistencia de Unity, la impetuosidad de Cinnamon y persistencia de XFCE han minado el dominio absoluto de GNOME. Pero reconozcámoslo, ha sido la diversificación y la fragmentación lo que han llevado a esta situación de flaqueza.

¿Cual es la batalla final entre GNOME y KDE? El final debería ser este. De hecho la guerra jamás debería haberse iniciado. No hay escritorio mejor que otro como no hay distribuciones mejores que otras. Es una disyuntiva a priori derrotada porque al igual que no hay dos personas iguales, no hay necesidades absolutas y todo se reduce al gusto y esa propia necesidad.

Por ello, no te envuelvas en discusiones absurdas. Recuerda aquello de que lo que es bueno para ti quizás no lo sea para mi o viceversa.

Pedro

(Visitada 1 veces, 13 visitas hoy )
Comparte

Acerca del autor

maslinux

maslinux

GNU/Linux, UNIX, software libre y código abierto.
Blogger, vegetariano y entusiasta de los animales.

34
Responder

avatar
Imágenes
 
 
 
Auido y vídeo
 
 
 
Otros archivos
 
 
 
14 Hilo de comentarios
20 Hilo de respuestas
1 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más populares
14 Autores de comentarios
maslinuxMocoverdePacoEd HunterWilliam MilesAutores de comentarios más recientes
  Suscribirse  
+ nuevos + antiguos + votados
Notificarme de
maslinux
Invitado
maslinux

4.5

Miguel
Member
Miguel

Gnome 3 tendría que haber sido una evolución de Gnome2, pero no lo que vamos a hacer es un escritorio que fastidie al usuario habitual de Gnome2 y lo vamos a hacer con nuestras condiciones, no me extraña que plasma 5 tenga tanto exito y lo dice un ex-gnomero.

DieGNU
Invitado
DieGNU

Sí y no. Entiendo tu punto, pero sin ese cambio de 180º al paradigma de Gnome 3, que en mi caso me resulta absolutamente cómodo para trabajar, no tendríamos un escritorio tan distinto, así como no tendríamos Mate, Cinnamon u otros. Considero que Gnome 3 tiene un bueno flujo de trabajo, pero nunca va a llover al gusto de todos. Ahora estoy migrando de Gnome 3 a Mate e incluso Plasma; no porque me disguste Gnome 3; me disgustan sus ideólogos/gurús/arquitectos. La mayor basura que tiene Gnome3 son los que están tomando las decisiones, y me escudo en la eliminación… Seguir leyendo »

Rober
Invitado
Rober

Estéticamente, según sale de “fábrica”, me quedo con Gnome, además de la integración de las cuentas en línea con los distintos programas y otras cosas. Pero, según mi opinión, esa simplicidad que están buscando lo hacen a costa de restar libertad de opción al usuario. Se parece cada vez más a Mac OS en ese sentido. Esa política no me gusta, no la comparto y por eso no utilizo Gnome. Para cualquier cosa, tienes que instalar extensiones que no dependen de Gnome y que pueden hacer que el sistema falle con actualizaciones, están fuera de su control. No conozco a… Seguir leyendo »

DieGNU
Invitado
DieGNU

Yo lo de las extensiones lo veo bien; lo asemejo a los widgets de Plasma. Lo que no veo bien es que prohiban, y digo prohiban, cosas tan básicas como poner iconos en el escritorio, ya que es una opción que han eliminado de Gnome Tweaks 3.28.

Rober
Invitado
Rober

De acuerdo, parecido a los widgets de Plasma. La cuestión es que los widgets del propio escritorio son más que suficientes para hacer lo que tú quieras, muchas personas no necesitan más y éstos son mantenidos por KDE. Y los que no, normalmente entran menos en conflicto con el escritorio que las extensiones.
Pon lo que vuelvo a mi planteamiento, para funcionar con Gnome, la mayor parte de la gente instala extensiones fuera del propio escritorio, para funcionar con Plasma no es necesario.

juan
Invitado
juan

Ami me gusta siempre más KDE que GNOME que lo veo muy feo, pero desde que salio kde 5 o kde plasma, no se si es la tarjeta gráfica o que, que creo que es lo más posible tengo una gforce GT 710 ddr5 y phenom II x4 955 con 12 gigas de ram, así que he tirado de xfce y enlightenment. Uso Opensuse 42.3, cuando salga la 5 que salé el viernes, ya volveré a probar KDE, haber si alguien me puede ayudar.

César León
Invitado

Con 12gb de ram creo que puedes ejecutar dos ubuntus studio al mismo tiempo xD.

Juan
Invitado
Juan

No me quejo me va muy bien, solo que no se por qué el kde aveces me va a veces como a saltos, estoy casi convencido que tiene que ser algo con los drivers de la tarjeta gráfica o algo parecido, nunca me pasó esto y he estado un tiempo sin emplear kde por esto desde que salió kde plasma o kade 5. Ahora me va bién, pero aveces parpadea. Por cierto esto es lo bueno de linux gnu, que podemos mantener entre todos la misma filosofía empleando cada uno la distribución que le guste, yo utilizo mucho la terminal,… Seguir leyendo »

DieGNU
Invitado
DieGNU

No recuerdo en qué opción debes cambiar el openGL que usa el escritorio para renderizado por X versión a la 3.1, que creo que es la que dejaba en su momento. Creo que podría ser por eso.

Anonymous
Invitado
Anonymous

5

César León
Invitado

Yo sufro de esa enfermedad “distropper” y ya me he bajado Canaima GNU/Linux… al principio por un sentido “patriótico”. Siempre había usado Plasma porque me llamó la atención desde el principio, pero ahora tengo GNOME 3… debo admitir que, aunque se chupan 1.1gb sin hacer nada, el sistema no se ha vuelto a colgar y es más estable que mis otras sesiones de Plasma. GNOME ayuda más a centrarse en el trabajo porque personalizarlo es algo casi nulo. Supongo que para un subnormal como yo, es lo que necesito, ya que en Plasma me distraía con todas sus configuraciones y… Seguir leyendo »

galaxis
Invitado
galaxis

A mi me gustaba KDE 3, pero luego me pase a Gnome2. Gnome3 me parecio demasaido distinto a mi queridisimo Gnome2 asi que me pase a Mate, lugo si, me pase a Gnome3, y la verdad es que me encanta. gnome3 y su fork Cinnamon son con diferencia los que mas me gustan.

Anonymous
Invitado
Anonymous

4.5

Sapiens
Invitado
Sapiens

Usuario acérrimo de KDE, nada mejor que las opciones de configuración que brinda KDE y su KDE-Connect es una maravilla; sin embargo, extraño muchas funcionalidades del KDE 4 (Iancelot, monitor del sistema como widget, entre otros).

Gnome Shell sigue siendo muy pesada, pero se acopla mejor con táctiles; y tristemente Unity tenía mejor manejo de gestos.

LXDE y Xfce los mejores para máquinas antiguas.

Bertín Osborne
Invitado
Bertín Osborne

Gnome3 consume horrores de recursos, y su paradigma es para mancos , y con plasma5 …no puedo con los crashes de kwin y ambos con sus widgets y extensiones son un desastre.XFCE es estable, rápido y tiene estilo para usuarios serios

DieGNU
Invitado
DieGNU

Que no sepas usarlo o no te hagas al escritorio no significa que sea para mancos, ya que a mí me resulta mucho más cómodo que un escritorio con disposición tradicional. La cuestión es la queja gratuita.

Neules
Invitado
Neules

Qué nostalgia! muy buen artículo, y muy buen final jeje toda la razón ahí. Por cierto, usando KDE plasma 5.12.5-1 en manjaro con drivers libres (y kernel 4.17.0) y una maravilla. Están puliendo cada vez más el entorno de escritorio y cada vez va más fino. Mi actual plasma aún pilla bastantes recursos desde una fresh install (~ 620 Mb RAM), pero según vídeos de la beta plasma 5.13 podría llegar a consumir solo ~ 400 Mb…Para un escritorio de tales características me parece un muy buen trabajo de optimización. Estos de Plasma se están poniendo las pilas. Y sí,… Seguir leyendo »

Ed Hunter
Invitado
Ed Hunter

Lástima de artículo, demuestra ser de alguien que no ha vivido toda esa época. Empecemos con la licencia de QT. Cuando se desarrolló KDE 1.0 la libqt no tenía una licencia dual, era totalmente privativa, al 100%. Lo que si era gratuita para aplicaciones gratuitas (o libres) pero para aplicaciones privativas era necesario comprar una licencia nada barata. Además, como no era libre, no se podían corregir los bugs encontrados ni añadir características nuevas, por lo que el avance de KDE dependía de TrollTech. Se planeó hacer un clon libre de libQT, como ya había de Motif 1.x (LessTif), incluso… Seguir leyendo »

Paco
Invitado
Paco

Personalmente, me decanté por KDE el año 2003 porqué me permitía modificar la tecla asociada a arrastrar y redimensionar ventanas con el ratón. Esta personalización es realmente fácil de implementar. Que en gnome no se pudiera hacer mostró una actitud que no me gustaba por parte de sus desarrolladores.

Mocoverde
Invitado
Mocoverde

He usado últimamente KDE Plasma y ahora me encuentro en Gnome (en Fedora) y pienso que gnome es más bello y productivo que Plasma, pero el escritorio de KDE le da cien vueltas a Gnome en potencia y calidad. La verdad es que hecho de menos la personalización de Plasma y los grandes programas de KDE. Se estan cargando Gnome a base de simplifacarlo todo. Me estoy planteando cambiar Nautilus por Thunar o Dolphin pero no se cuan complicado será.

El Iglú

El Iglú

Categorías

Count per Day

  • 9953Lecturas hoy:
  • 20676Lecturas ayer:
  • 1535363Total visitantes 2018:
  • 5146Visitas hoy:
  • 11316Ayer:
  • 8,462Visitantes por día:
  • 67Visitantes conectados:

Archivos