Sí, puede ser KDE Neon o cualquier distro que tenga como base Ubuntu. Además es muy fácil de instalar porque APT se encarga de gestionar las órdenes para añadir el kernel a /boot y actualizar las opciones de GRUB para que el nuevo núcleo libre aparezca en el menú de arranque del sistema.

NOTA: No hay ningún riesgo de que, si el núcleo Linux-Libre no detecta tu tarjeta de red o gráfica, te quedes sin sistema operativo porque el/los Kernel/s no son eliminados en ningún momento y puedes arrancar con el núcleo que previamente tenías. Válido para arquitecturas de 64 y 32 bits.

Ventajas: El núcleo libre no posee blobs binarios sin código fuente. Está 100% libre de cualquier código cerrado.

Inconvenientes: Es posible que no funcionen algunas tarjetas de red y/o gráficas.

Lo primero que vamos a hacer es añadir un repositorio a las fuentes de nuestro sistema. Podemos hacerlo o bien con nano vía terminal o en KDE Neon y Dolphin con la ruta /etc/apt. Editaremos el archivo sources.list.

Con nano:

sudo nano /etc/apt/sources.list

Con Dolphin:

Editaremos, por ejemplo con Kate ese fichero. Añadimos esta línea:

deb mirror://linux-libre.fsfla.org/pub/linux-libre/freesh/mirrors.txt freesh main

Ahora importamos la llave:

wget -O - https://jxself.org/gpg.asc | sudo apt-key
add -

Guardamos los cambios (nos pedirá contraseña de administrador) y cerramos.

Con nano, una vez añadida la línea, guardamos y cerramos con Ctrl+o y Ctrl+x.

Sin salir de la terminal:

sudo apt update

Para finalizar con:

sudo apt install linux-libre54

Para asegurarnos de que el nuevo Kernel lo gestione bien GRUB:

sudo update-grub

Si en lugar de linux-libre54 instalas simplemente linux-libre, es el último Kernel Libre, el 5.5 pero no te lo recomiendo porque en mi caso encontré un bug que no arrancan las X con el driver Radeon de AMD. Sin embargo, el Kernel 5.4 va bien.

Como ves, nos podemos acercar un poco más a la libertad del código.

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)