Si te gusta la interfaz noventera de tu reproductor de música en GNU/Linux con ese estilo de finales de los 90 e inicios del año 2000, Qmmp puede ser el mejor reemplazo a tus deseos.

Con un estilo evocador de aquellos años, puedes sentirme con unos años menos escuchando tu música favorita. No tiene, eso sí, las opciones y los extras de otras aplicaciones modernas, pero quizás estas cosas no sean lo que tú buscas. Aún así Qmmp es un reproductor de audio con bastantes características con soporte para muchos formatos. Está escrito en Qt y C++ y te evocará al uso e interfaz parecida a Winamp.

Instalación

Qmmp viene en los repositorios oficiales de las distribuciones tipo Debian, por lo que la instalación es tan fácil como escribir la orden:

sudo apt install qmmp

En Arch:

sudo pacman -S qmmp

Sin embargo, la instalación de Qmmp es muy básica, sólo la interfaz simple del reproductor. Los plugins de Qmmp están en AUR. Por ejemplo, encontramos plugins para Youtube, pero lo aconsejable es qmmp-plugin-pack, que añade soporte extra como libsidplay, opus y bibliotecas como glew y projectm.

Es previsible que Qmmp venga también en los repositorios de todas las distros GNU/Linux más populares.

Uso

No tiene ninguna complicación, su uso es simple y se trabaja con los botones (eso sí, si eres miope tendrás problemas) y con el menú contextual del ratón, que es lo más fácil. También posee un ecualizador para ajustar el audio.

Si con el menú contextual con el ratón vas a Preferencias, podrás ver todas sus características, que no son excesivas.

También es posible tanto reproducir un archivo como la importación de directorios de música. Tiene soporte de pieles aunque por defecto trae uno. Para añadir más, descarga este paquete servido por slackbuilds.

Qmmp es una aplicación retro para usuarios que echan en falta las interfaces de hace 20 años y que no necesitan interminables características. Para ese fin, Qmmp es perfecto.

 

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)