Será cierto, porque el software libre se extiende como la pólvora, sobre todo en el área empresarial/servicios pero también en casa pues buena parte de los programas usados son de carácter libre.

Siempre según Red Hat (de ahí su preferencia de llamar código abierto en lugar de libre) el uso de los programas cerrados sigue cayendo a una elevada velocidad. Leemos que:

“El año pasado, los encuestados de todo el mundo indicaron que alrededor del 55% de sus programas informáticos eran propietarios, pero esta cifra ha disminuido en un 42% en 2020. Se prevé que seguirá disminuyendo hasta llegar a sólo el 32% en los próximos dos años”.

Red Hat no define exactamente lo que quiere decir con ‘empresa de código abierto‘, pero hace una distinción con los proyectos basados en la comunidad en el sentido de que es ‘software empresarial rigurosamente soportado‘.

El software empresarial de código libre es el más utilizado para la modernización de la infraestructura de TI, el desarrollo de aplicaciones y DevOps, según el informe. Apoyando este hallazgo general, la reciente investigación informática sobre las herramientas de CI/CD de DevOps para Delta encuentra que el 75 por ciento utilizaba herramientas de software libre o de núcleo libre (abierto pero con complementos propietarios) para gestionar la producción de software.

Según el estudio de Red Hat:

“Las aplicaciones específicas, el código abierto empresarial es el más utilizado en seguridad, gestión de nube, bases de datos y grandes soluciones de datos y análisis.

Curiosamente, la ventaja en cuanto a costes (aunque los proveedores de código libre empresarial cobran por el soporte, normalmente es más barato que sus equivalentes propietarios) ha sido clasificada en segundo lugar este año, por primera vez, su lugar en la cima ocupado por el ‘software de mayor calidad’. Esto representa un importante cambio de opinión a lo largo de los años, desde que se consideraba que el software de código libre era algo inferior. De hecho, la gran mayoría de los encuestados dijeron que creen que el software de código libre es “utilizado por las empresas más innovadoras”.

El mayor ascenso en el ranking de ventajas, pasando del octavo lugar el año pasado al cuarto, fue “diseñado para funcionar en la nube, tecnologías nativas de la nube”, dando una pista sobre uno de los principales impulsores de la adopción de software de código libre: la migración general de las aplicaciones del centro de datos a la nube. El 83% dijo que el código abierto ha sido “decisivo para la capacidad de mi organización de aprovechar las arquitecturas en nube”.

En particular, el 56% de los encuestados esperaban que su uso de contenedores, una tecnología clave en la nube, aumentara en los próximos 12 meses.

En el mundo doméstico, el uso del software libre es inferior, dado el desconocimiento del usuario de las alternativas al uso cuasi por inercia del privativo, pues por regla general, muchos usuarios conocen los programas de oídas, desconociendo su antítesis libre. Un buen ejemplo de ello es que la mayoría de usuarios, para hacer una pavada con una imagen o escribir un texto, prefieran descargar ilegalmente Photoshop o MS Office en lugar de trabajar con GIMP o LibreOffice, que dan la talla perfectamente.

Artículo basado del original

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)