Hoy, en la serie dedicada a los maravillosos programas con licencia libre le toca el turno a GIMP.

Como todo el mundo sabe, GIMP es una aplicación multiplataforma de edición de imágenes gratuita y de código libre. El programa incluye una serie de funciones de calidad profesional que pueden competir realmente con las capacidades de Adobe Photoshop. Sus notables características de montaje permiten al usuario afinar fácilmente las fotos/imágenes y crear obras de arte desde cero. La selección incluye reducción de ruido, recorte, herramientas de mejora automática de imágenes, herramientas de ajuste de color, degradados, pinceles personalizables y mucho más. GIMP también proporciona muchas funciones para el usuario avanzado, como filtros, curvas Bezier, máscaras de capa y proporciona también animación. Su soporte para plugins preinstalados o descargables también es recomendable. En general, el software es muy poderoso y a tener en cuenta entre las mejores aplicaciones de edición de imágenes, y el paquete ideal para fotógrafos geek a los que les gusta mantener su espacio de edición bajo control.

GIMP es una solución de edición de imágenes para todos los sistemas operativos que lidera el mercado de programas de código abierto similares. Le da al usuario la libertad de manipular su código fuente y distribuir los cambios. La aplicación es 100% gratuita, pero eso no significa que comprometa sus características. Tiene un gran impacto en términos de características de calidad que lo convierten en la mejor alternativa gratuita a las herramientas populares de calidad comercial como Adobe Photoshop. GIMP proporciona todas las herramientas sofisticadas para el deleite de fotógrafos, diseñadores gráficos e ilustradores que buscan la forma más conveniente de realizar el trabajo.

El programa cuenta con una interfaz estándar que se ajusta a la disposición del programa de gráficos de gama alta. La interfaz está diseñada para ser más limpia y mejorar el rendimiento. Al examinarlo más de cerca, notarás que la interfaz de usuario está dividida en tres partes. Está el área de edición principal, la caja de herramientas y la capa, las rutas, deshacer y los canales. Las pestañas de imagen muestran miniaturas de imágenes vitales, a diferencia de otros programas que sólo muestran el nombre.

Aunque GIMP carece de alguna función de los programas de edición de fotos comerciales, proporciona todas las funciones de edición, comandos y herramientas esenciales. Además, el software va más allá de lo básico para proporcionar algunas herramientas de edición avanzadas como la manipulación de canales. Su función “abrir como capas” es una característica notable que permite a los usuarios mapear una imagen en la capa de otra.

Además de ser un programa de código abierto, GIMP es fácilmente extensible. Permite al usuario mejorar la productividad a través de muchas opciones de personalización y su soporte para plugins de terceros. Su activa comunidad de desarrolladores ha creado una amplia gama de plugins. GIMP tiene casi todas las herramientas de edición de fotos, funciones y comandos esenciales que la mayoría de los usuarios desean. Estos incluyen filtros de efectos especiales; controles de exposición, como niveles y curvas; y controles de color, como tono/saturación; reemplazar color, relleno de cubo, pincel, borrador, herramientas de selección, etc. Funcionan muy bien y producen una imagen de buena calidad. Además te permite exportar imágenes en una enorme cantidad de formatos, así como poder crear patrones, pinceles, etc.

GIMP es uno de los baluartes más importantes dentro del software libre. Como dato curioso, deberías saber que GNOME salió de las librerías de GIMP.

Comparte

(Artículo visitado 199 veces, 1 visitas hoy)