Inkscape es un editor/creador de imágenes vectoriales. Es un programa de software libre muy potente y con él se pueden hacer creaciones gráficas profesionales.

Yo no llego a ello pero muy a menudo lo uso para crear portadas para el blog. No suelen ser cosas complejas porque de artista tengo poco.

Hoy vamos a crear un texto con efecto de neón. No es nada difícil pero aquí entra tu paciencia y creatividad. Ten en cuenta que soy daltónico y los colores pueden ser un problema a veces.

Cuando inicias Inkscape por defecto te aparece un lienzo con un tamaño que la mayoría de las veces no nos sirve. Tenemos que ir a Archivo, Propiedades de la imagen. Ahí vamos a poner 900×600. También se puede trabajar con un color de fondo (por defecto Inkscape trabaja sobre transparencia).

En este momento con la herramienta de crear rectángulos y cuadrados, a la izquierda de Inkscape creamos un rectángulo que tenga el mismo tamaño (o mejor, un poco más grande) que el lienzo de 900×600. Le damos el color a gusto y lo sobreponemos sobre el lienzo. Con el botón derecho del ratón seleccionamos Duplicar y arrastramos ese segundo rectángulo a un lado que no nos moleste. No lo vamos a usar aún.

Arriba, el rectángulo duplicado le he dado un color mucho más claro momentáneamente para ilustrar el ajuste. Hay que bajarlo con el puntero por el centro (donde aparece el puntero) hacia abajo. Una vez hecho, sácalo a un lado hasta más tarde.

A continuación, en la barra izquierda debemos hacer clic en el icono de Texto y clic sobre el lienzo.

Escribimos nuestro texto y ahora vamos al menú, Texto, Texto y tipografía.. ahí seleccionamos la tipografía que nos guste.

Escribimos el texto, en el caso de ejemplo, Neón y en la parte inferior seleccionamos el color que deseemos.

Ahora vamos a hacer clic con el botón derecho del ratón y seleccionamos Duplicar, como en la imagen inferior. Una vez duplicada la capa, la separamos hacia abajo.

Arrastra la capa duplicada y ve a Objeto, Relleno y borde. Dale un desenfoque y opacidad a tu gusto. Una vez hecho, arrastra la capa debajo del texto inicial. La capa desenfocada debe de ir debajo del texto primario. Puedes ir a Objeto, Bajar al fondo para asegurarte.

A continuación haces clic en cualquier capa y vamos al menú de nuevo, Editar, Seleccionar todo.El siguiente paso es ir a Objeto, Agrupar. De ese modo se unen las capas en una sóla.

Ha llegado el momento de refelejar esa capa. Para ello seleccionamos la capa, vamos a Objeto y hacemos clic en Reflejo vertical.

Esto ya va pareciendo otra cosa. Hacemos clic ahora en la capa inferior y vamos a Objeto, Relleno y borde. En esta sección tenemos que darle a la capa la transparencia que mejor nos resulte.

Opcionalmente puedes elegir un degradado para dejar más claridad a la parte superior y más oscuridad a la inferior. No usé el degradado.

Para no liarnos en explicaciones más complicadas, mueve el texto reflejado hacia fuera del lienzo. En este momento tenemos que mover el rectángulo que apartamos al principio y lo ponemos encima del lienzo aunque lo cubra. Con el puntero del ratón, por la mitad, echamos hacia abajo el rectángulo hasta menos de la mitad del lienzo. Ve al selector de colores y selecciona uno que se parezca al del lienzo, pero que no sea el mismo. Ya puedes mover el texto reflejado donde estaba antes, es decir, debajo del texto original, en su posición de reflejo. En realidad estos movimientos se pueden hacer en Objeto, Enviar al fondo, Traer al frente, Elevar y Bajar pero se necesita de un poco más de experiencia.

Finalmente puedes exportar el gráfico vectorial como PNG en Archivo, Exportar imagen como PNG.. con el tamaño deseado.

Y así quedaría la imagen exportada como PNG:

 

 

 

 

 

 

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)