Estamos acostumbrados en Arch a distros basadas que presentan OpenBox, XFCE y KDE Plasma, pero con GNOME por defecto, son muy pocas, por no decir ninguna hoy en día.

El nicho de usuarios de Arch amantes de GNOME es considerable porque este entorno como es normal, tiene muchos usuarios. Para cubrir un poco este espacio, ha nacido Openxi.

Openxi, antes de nada, es otra distro que no aporta nada al ecosistema de sistemas Arch. No esperes innovación ni adiciones extras por partes del/los desarrolladores. Básicamente es una Arch Linux con un entorno GNOME muy bonito, eso sí.

Como es habitual, usa Calamares para instalar el sistema en tu disco duro. Lo más encantador de Openxi, sin duda, es su cuidada interfaz.

Openxi hace que la instalación de Arch Linux sea simple y sin dolor y le da un pulido al entorno de escritorio GNOME con todo el software esencial precargado en la ISO. La buena noticia es que por defecto, no incluye malware privativo.

El escritorio facilita las cosas al usuario. Al margen del dock a la izquierda, Openxi proporciona un menú de aplicaciones.

Y hablando de aplicaciones, Openxi viene ligero de equipaje, otro punto a favor. Tenemos en Gráficos, GIMP y Photos de GNOME, en Ofimática la suite Libreoffice, en Internet tan sólo dos navegadores, GNOME Web y Firefox. En el apartado Multimedia, Cheese para webcams, VLC, Totem y GNOME Music.

Un detalle que no me gusta es que Calamares se inicia recién llegado al escritorio. Pienso que eso debe de ser opcional, con su icono respectivo, es un tanto molesto.

Openxi consume al inicio unos 600 MB de RAM, lo cual no es mucho teniendo en cuenta que en Ubuntu supera los 900 MB.

Las descargas de Openxi están en Sourceforge. Si decides echarle un ojo, casi ningún mirror va bien, de hecho cólo uno va rápido. Todos los demás son extremadamente lentos o dan error. Ve a por este directamente.

 

(Artículo visitado 1 veces, 1 visitas hoy)